El PP de Jumilla califica de ruines, viles y mezquinas las acusaciones de Juana Guardiola en referencia a la vida privada de la concejala de Deportes María Herrero

Ante las recientes declaraciones de la portavoz del grupo PSOE, afirmando: “que la concejala de deportes sea trabajadora de la empresa que gestiona la piscina, es legal pero éticamente es cuestionable”, desde el Partido Popular de Jumilla queremos expresar lo siguiente:

Desde el Partido Popular de Jumilla nunca hemos hecho ninguna declaración sobre la vida personal y laboral de algún concejal del Ayuntamiento lejos de sus labores como concejal. Por esto, la señora Guardiola no tiene derecho a verter declaración alguna sobre las labores que hacen los concejales en su vida privada o laboral. Y, ni mucho menos, para dar lecciones de ética a nadie.

Cuestionable y poco ético es que, para defender una mala gestión en materia deportiva de la anterior alcaldesa de Jumilla, se tenga que recurrir al ataque personal sobre la forma de ganarse la vida de la actual concejal de Deportes. Es inadmisible que para desviar la atención de lo verdaderamente importante, que es el gravísimo estado de la piscina, tenga que recurrir a este tipo de declaraciones.

En el Ayuntamiento de Jumilla, hay infinidad de ejemplos de concejales e incluso alcaldes, que han compaginado un cargo público con su ámbito profesional. Y ni yo, ni el Partido Popular, ni ninguna otra persona sea del color que sea, nunca se ha metido en la forma de ganarse la vida de la gente. Nunca.

Estas declaraciones, ante la incapacidad de defender su gestión durante los últimos 8 años, atacan personalmente a la concejala de Deportes. Unas declaraciones que están cargadas de una bajeza y una ruindad que nunca antes habíamos visto en el Ayuntamiento de Jumilla.

Hoy le ha tocado a la concejal de Deportes porque ha denunciado su pésima gestión, pero mañana le puede tocar a cualquier otro concejal del equipo de Gobierno, y no le vamos a pasar por alto ninguna acusación de este tipo.

La vida política es una cosa, y la vida personal otra muy distinta, aunque en ciertas ocasiones algunas personas no lo saben diferenciar. Por eso, desde el Partido Popular de Jumilla pedimos respeto a la vida privada de todos los concejales del Ayuntamiento de Jumilla.

Por último, repetimos lo que venimos demandando los últimos meses. Señora Guardiola, déjenos trabajar en paz. Estaremos haciendo algunas cosas bien y otras no. Pero déjenos trabajar y dedíquese a hacer oposición, que es donde la han colocado los ciudadanos, de la mejor forma que pueda, no a meterse en la vida privada y laboral de nadie.

Partido Popular de Jumilla