Un gobierno que no responde a las necesidades del municipio y que intenta ocultar, bajo una propaganda hueca, la ineptitud con la que están “gestionando” el Ayuntamiento

Se cumplían, la semana pasada, dos años de “gestión” socialista en el Ayuntamiento de Jumilla. Dos años que dejan de recuerdo la constante imprevisión, torpezas permanentes y la ausencia de proyecto para el municipio.

MENOS SERVICIOS

Dejaron sin becas bonobús a los estudiantes jumillanos.

Han engañado varias veces a los colectivos más vulnerables, dejándolos sin subvenciones. Pensionistas, parados de larga duración y familias numerosas.

Dos años dejando a los jumillanos sin  piscina para el verano.

Han llegado a cerrar servicios públicos que nunca se cerraron en la anterior legislatura: la ventanilla única, la OMIC, la Radio Municipal, etc.

Han dejado de ofrecer el servicio de cumplimentación de rentas que se comenzó a ofrecer la legislatura pasada.

Han cerrado el Centro de Atención a Víctimas de violencia de género.

Han engañado a los ciudadanos dejando sin bonificaciones del IBI a familias numerosas aún cuando lo anunciaron a bombo y platillo.

La estación de autobuses lleva cerrada dos años.

Han abandonado nuevamente a los distritos, dedicando poca inversión a los mismos y reduciendo la limpieza en la zona.

Las bolsas de trabajo convocadas por el actual gobierno local han dejado sin expectativa laboral y social, a muchas personas del municipio.

Las calles de Jumilla, ahora plagadas de contenedores, están más sucias y  especialmente algunos Barrios como San Antón y San Juan, seguimos reclamando que se merece Jumilla estar más limpia..

También los cazadores sufrieron las consecuencias del desgobierno socialista, perdiendo toda una temporada de caza por la negligente gestión municipal.

Han dejado a los vecinos del Barrio San Juan, más de un año ya, con una de las principales calles cortadas y sin las medidas de seguridad adecuadas, por una falta de trabajo y de responsabilidad negligentes.

 

TRANSPARENCIA Y PARTICIPACIÓN

En materia de participación y transparencia se ha retrocedido décadas, ahora los grupos de la oposición no pueden conocer los datos de la contabilidad municipal, cuando antes sí se podía.

Los órganos de participación se han convocado tras la petición reiterada del Grupo Popular y aún así, sin la periodicidad reglamentaria: la comisión de control de la emisora, el consejo local de empleo o la Junta Local de Seguridad Ciudadana.

Celebran estos dos años con un cambio del horario de recogida de basura, que será ahora matinal, en pleno verano y sin contar con la participación de los vecinos. Situación que, aparte de los problemas para los ciudadanos que va a ocasionar, está provocando peores condiciones laborales a los empleados del servicio.

Dos años en los que muchos vecinos y vecinas se han sentido engañados y estafados, ninguneados, como los vecinos afectados por la construcción de una gasolinera en la Avenida de Levante.

GESTIÓN ERRÁTICA

Han aumentado las privatizaciones, en servicios como jardines han casi duplicado el contrato con empresa externa y reducido a la mitad lo que antes se destinaba a contratos de personas en el paro. Han privatizado servicios que antes eran públicos, el ecoparque incluso el repintado de calles.

Dos años de gestión errática, en la que los procedimientos se dilatan, se anulan y se vuelven a iniciar, ocasionando dilaciones en los servicios públicos inadmisibles para un ayuntamiento sin problemas económicos.

Desde el 2 de mayo del 2016 hasta la fecha, sigue sin adjudicarse la obra de la piscina olímpica de verano.

Una política de personal también errática, cayendo en los mismos errores y vicios del pasado socialista, ha habido una empleada que ha estado trabajando sin contrato durante todo un mes, o que son ya varios los funcionarios que han renunciado a las jefaturas de servicios por la gestión de los concejales del equipo de gobierno, o contratos adaptados a personas afines al PSOE.

Sobre la Relación de Puestos de Trabajo, llevan dos años y lo que se marcaron como prioridad, sigue sin elaborarse ni aprobarse.

Errores en la gestión que también han sufrido los colectivos deportivos quienes estuvieron hasta el último día del año pasado sin la subvención municipal, ocasionando los perjuicios que todos podemos advertir.

En educación, año tras año han dejado dinero sin gastar de las partidas para centros y han ocasionado no pocos problemas como por ejemplo en el Mariano Suárez con la caldera, o con  la situación de la misma en el colegio de La Asunción.

Las cuatro bandas de cornetas y tambores del municipio de Jumilla: Los Armaos, Ecce-Homo, Las Lamentaciones y Cristo de la Misericordia, se quedaron sin  ayuda municipal y lo siguen estando en este año.

Por su parte, la Concejala de Voluntariado y ONG´S, tenía un presupuesto de 20.000 euros el pasado año, del que no ejecutó ni un euro, el único dinero que se ha destinado a Cooperación y Voluntariado, hasta la fecha, ha sido a pagarle el sueldo a la Concejala.

En definitiva, se cumplen ahora dos años desde que tomara posesión la actual corporación, con un gobierno más preocupado en hacer oposición al PP, en sus intereses personales y en el reparto de emolumentos entre los ediles socialistas, que de la gestión municipal. Un gobierno que no responde a las necesidades del municipio y que intenta ocultar, bajo una propaganda hueca, la ineptitud con la que están “gestionando” el Ayuntamiento.